Danza Polinesia

Loading...

viernes, 25 de noviembre de 2011

El aprendizaje e importancia de la comunicación en mi vida

Durante los cuatro meses en la materia de comunicación, no sólo aclaré conceptos que tenía en mi memoria en forma de lagunas mentales, sino también reforcé éstos al fin de aplicarlos en mi vida y lenguaje. Pues bien, mis opiniones acerca de los movimientos culturales evolucionaron a un criterio más amplio, pues ahora puedo justificar el porqué de los hechos en referencia a la cultura. En parte, yo no tenía idea de los diversos tipos de cultura existentes, pero la materia me aclaró el panorama y me sacó de la cultura popular.
Como lo fuimos desarrollando durante el semestre, la comunicación se ha convertido en una parte sustancial de mi vida. Ha servido dentro del ámbito personal para resolver problemas, estimular las acciones de los demás y recrear opiniones. La comunicación fuera del aspecto personal, se ha metido dentro de mi casa con las tecnologías digitales como la computadora, la televisión y el teléfono. Estos medios me han facilitado considerablemente el trabajo en la escuela, sin ellos sería incapaz de tener accesibilidad a la información que tanto complementa mis estudios y en lo más importante, apoya mi convivencia humana con los demás.

Sau Sau y Ula Ula

Sau Sau


En las fiestas el sitio de honor corresponde al Sau Sau, de origen samoano, que los habitantes fijan la fecha de importación en la década del año 1940, que en la Isla ha tomado características propias.
Durante la noche se organizan reuniones, en que se efectúa esta danza, en que las mujeres muestran toda su gracia y soltura, dentro de una movilidad cadenciosa, que acompañan con el movimiento ondulante de sus manos. En el Sau Sau, las parejas se unen y se apartan con movimientos rápidos de caderas.
En esta danza, los pascuenses, en especial las mujeres, se ponen una vestimenta de plumas de colores, que conjunto modernos de danzas están introduciendo.
La Herencia Musical de Rapa Nui




video


La pareja empieza el baile como un verdadero corrido, abrazando el varón a la dama y dando algunas vueltas por la pista de baile. Después de una, tres o cuatro vueltas de corrido, la dama es soltada del brazo que la ciñe y queda cogida sólo por la mano izquierda del galán. Entonces debe ella hacer algunas vueltas sobre sí misma, girando sobre el eje que le proporciona su compañero con su mano, mientras la contempla girar. Después de esta fase, en la cual la dama da una, dos o tres vueltas sobre su eje, la pareja se separa y se inicia la parte más original del baile. Esta parte se caracteriza por cruces más o menos en línea oblicua de la pareja en uno y otro sentido, siempre dándose el frente y ejecutando diversas figuras paralelas que se van complicando cada vez más. La multiplicidad de las figuras que ejecuta la pareja se alterna con pequeños intervalos en los cuales los danzantes, colocados a los extremos de sus respectivas pistas, se detienen un instante para iniciar una nueva figura de diferente forma.




Ula Ula




Generalmente, las parejas bailan separadas al ritmo de corrido vivo, ondulando suavemente las caderas de forma lateral y descansando los pies alternativamente sobre el talón y la punta de los dedos. Las mujeres se acompañan con gráciles movimientos de brazos, ondulándonos de forma muy armoniosa de un lado al otro, e imitando el acto de peinarse los cabellos con una mano y contemplarse en un espejo invisible con la otra. Todo esto se realiza con una gracia femenina sugerente y cautivadora. En este tipo de danza no suele haber movimientos indecentes ni provocativos. El movimiento bailable se suele alternar con figuras en las que las piernas se flexionan hasta casi tocar las asentaderas con los talones, adoptando la posición de cuclillas, para luego alzarse de forma inversa sin dejar de ondular rítmicamente.




video



video

jueves, 24 de noviembre de 2011

Siva Samoa

La palabra samoana siva significa, literalmente, danza o bailar; también designa la forma de baile más popular de las islas: la Siva Samoa.
En Samoa son los propios protagonistas de la danza quienes cantan las canciones que las acompañan. Como casi todos los aspectos de la vida tradicional, los samoanos bailan en grupo incluso cuando lo individuos bailan en solitario, están representando a la aldea o comunidad.
La danza es una forma de mostrar los valores sociales y culturales, especialmente en las grandes celebraciones, donde cada grupo expresa orgullosamente su identidad tradicional, su posición social, derechos, privilegios, costumbres y poder político. En las grandes ceremonias la danza y el canto adquieren la misma condición ritual que el intercambio de esteras (‘ie tonga), tejidos de corteza de la morera (siapo) y/o comida.
En un primer término la danza se contempla como como una actividad colectiva destinada a una audiencia sin embargo, la Siva Samoa propiamente dicha no tiene por que cumplir con este objetivo. La mau’ulu’ulu, la sasa o la fa’ataupati son danzas de coreografías extremadamente sincronizadas que han sido ensayadas e interpretadas una y otra vez, y que no permiten la improvisación o la expresión personal. Por el contrario la Siva Samoa, aunque posea, en este sentido, algunas limitaciones, puede considerarse una auténtica vía para expresar los sentimientos individuales. Con toda probabilidad este sea el principal motivo de su popularidad en las islas.
En la sociedad samoana la expresión individual es extremadamente difícil, ni tan siquiera las artes permiten expresarse de forma personal.
Cada individuo desarrolla su propio y típico estilo. La siva de la taupou es extremadamente bella y sensual, de movimientos elegantes donde los dedos adquieren el máximo protagonismo. Los manaia también bailan al estilo de la taupou.


El contraste entre el baile elegante y los nobles movimientos de la taupou y el manaia con el de la figura del bufón, refleja el dualismo metafórico entre el rol y el estatus del ali’i y el tulafale (orador) dentro de la jerarquía de títulos. las diferencias entre el ali’i y el tulafale se expresan artísticamente en la danza, demostrando este dualismo de la naturaleza humana que se encuentra frecuentemente en esta sociedad insular polinesia.
Tanto los ali’i, como la taupou y el manaia bailan limitando los movimientos de su cuerpo y expresando la dignidad de su posición, los tulafale u otras persona que bailan de forma individual. lo hacen de forma vigorosa, exuberante e impredecible. De esta forma, demuestra su inferioridad social con respecto a los otros. Los ali’i, manaia y taupou bailan siempre en el centro, mientras que los demás lo hacen a los lados. Los movimientos del tulafale son conocidos como ‘aiuli que literalmente significa “mostrar respeto“.



video

Para 'ccomunicaciónibp':

Maestra tengo un problema con mi blog, lo que sucede es que cuando intento escribir un comentario en otros blogs "Blogger" no me autoriza. Me muestra un mensaje así: "Tu cuenta actual (carochs@hotmail.com) no tiene acceso para ver esta página."

Le informo de una vez que con ese problema no voy a poder subir comentarios.

Tahitiano

El cielo, el agua y la tierra forman parte sustancial en la danza hacia la vida. El tamuré o tahitiano es una danza muy popular de Tahití, esta es –en palabras de las misma polinesias- entre muchas danzas la que más seduce a los hombres, pues posee posturas casi eróticas. Es en esta danza en donde la gracia, agilidad, habilidad, sentimiento y sobre todo la sensualidad de los bailarines se demuestra con creces. Por lo general se baila en grupo, conformado por hombres y mujeres. Los hombres, por si no lo había mencionado, mueven las rodillas con un movimiento aparente a unas tijeras. En realidad, el movimiento de las rodillas es el motor que impulsa a sus caderas. Sus pies deben estar planos sobre el suelo y los hombros deben permanecer inmóviles. Sin embargo, tradicionalmente en el Pa'u Ote'a o Ura, las caderas se agitan mientras que en el tahitiano son movimientos circulares. Las chicas son en gran parte todavía de pie, los chicos se mueven alrededor de su pareja, ya sea frente a ella o detrás de ella.




video



Se caracteriza por los movimientos vibrantes de la cadera y los instrumentos de percusión como el TO'ERE, el PAHU y el FA'ATETE.
Ote'a tane es la danza interpretada por los hombres, otea vahine interpretada por las mujeres y otea amui por hombres y mujeres. La aparima es una danza expresiva de ritmos suaves; la palabra aparima proviene de: 'apa (beso) y rima (manos). En ella se cuenta una historia con la ayuda de movimientos lentos de las manos y gestos definidos o adaptados.


Testimonios dicen que cuando se practica esta danza con el mismo amor que se podría despedir hacia una persona, se adquiere y siente el mismo placer de estar en equilibrio de todo lo que rodea. Las preocupaciones, angustias y energías negativas se alejan de la piel, como si la danza fuese el repelente para todas esas plagas oscuras que bañan día con día. Afirman sentir la sensación de no sólo amar a sí mismos por primera vez, sino amar a todos. Es por eso que esta danza tradicional de la Polinesia proviene de la isla de Tahití o la "isla del amor", porque es por amor que una bailarina puede mover sus caderas hasta empapar su falda y hasta que las piernas no den para más.




video


Cuando practicas esta maravillosa danza los beneficios más significativos son el fortalecimiento integral de la estructura muscular y ósea, con combinaciones de ejercicio aeróbico de velocidad y resistencia, posiciones que estimulan el funcionamiento en el alargamiento de los músculos, ejercicios que también ayudarán a la oxigenación sanguínea, ritmo cardiovascular, liberación de estrés y autoestima entre muchos otros.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Hawaiano

Después de haber mencionado esta danza en acontecimientos históricos, mejor comenzaré por presentar un ejemplo muy representativo de la danza polinesia.




Para comenzar, la danza Hawaiana es una forma de danza desarrollada en las Islas Hawái. De igual manera es denominado Hula, que se acompaña de canciones e instrumentos musicales de influencia occidental como la guitarra, el ʻukulele y el contrabajo.

El Hula comprende una gran variedad de estilos y de modos, desde el solemne y sagrado al frívolo. Muchos hula se crearon para alabar a los jefes y se bailaban en su honor o para su entretenimiento.
El hula serio se consideraba una actuación religiosa. Al igual que sucedía con las ceremonias en el heiau, la tribuna del templo, el más mínimo error invalidaba la representación. Podía ser incluso un presagio de mala suerte o tener graves consecuencias. Los bailarines que aprendían este hula inevitablemente cometían muchos errores, por este motivo eran recluidos de forma ritual y puestos bajo la protección de la diosa Laka durante el periodo de aprendizaje. Las ceremonias señalaban el éxito en el aprendizaje y el fin de la reclusión.
El Hula se celebra hoy bailando al son de cánticos históricos y se caracteriza por la vestimenta tradicional, por un aspecto austero y por la creencia de que hay que tomar en serio el significado de la letra.


Lo que nos llama en estas piezas, son las vestimentas tan femeninas y exóticas que expulsan pizcas de picardía en nuestros ojos. Las mujeres que lo bailaban vestían el pāū de todos los días o falda envuelta, que dejaba el pecho al descubierto, el cual era confeccionado con tela de corteza, que tenía la longitud justa para enrollarlo en la cintura. También podían lucir collares, brazaletes, pulseras tobilleras además de muchos lei (en forma de coronas, collares, brazaletes y pulseras tobilleras).
Los hombres igualmente podían llevar un malo (una tela enrollada por debajo y alrededor de la entrepierna) voluminoso, hecho de mucha tapa. Lucían también collares (lei), brazaletes y tobilleras (kupe'e).
Los materiales para el lei que se lucía en las actuaciones se recolectaban en el bosque, tras hacer cánticos y oraciones a Laka y a los dioses del bosque.

La belleza de esta danza radica en los sentimientos encontrados que tenemos al momento de ver a una chica moviendo sutil y curvilíneamente las caderas con mensajes extendidos al aire; diciendo con todo el esfuerzo que sale de su cuerpo "amo a mi tierra".
Los eventos culturales que se presenta es en los festivales de hula contemporáneos, tales como el Merrie Monarch Festival, llevado a cabo en la Isla Grande de Háwai.


Pero además el hawaiano sufre su transformación cuando llega a los mercados de Hollywood, pues además de Holo Mai Pele dirigida por Catherine Tatge y American Aloha : Hula Beyond Hawai'i dirigida por De Lisette Marie Flannery y Evann Siebens, hay diversas películas que giran al rededor de esta rejuvenecedora danza. El ejemplo más claro que la mayoría de los niños y la jóvenes conocemos es "Lilo & Stitch". Esta película animada lleva consigo las tradiciones más bonitas y populares de Háwai, mencionando por su puesto el mensaje tan significativo de "Ohana", es decir, familia.


El hula en "Lilo & Stitch".


http://www.youtube.com/watch?v=5dx8PHmAZxI







jueves, 17 de noviembre de 2011

Aloha!






Cuando pensamos en un movimiento rítmico, balanceado y sensual de caderas, es inevitable pensar en las estructuras flexibles de Shakira o en la coreografía infantil de "Lilo & Stitch." Sin embargo, la danza es representada en la cultura de cualquier lugar como una adoración o admiración por la tierra o hacia a una divinidad. Este blog puede considerarse tedioso para algunos de ustedes. Pero hay muchos aspectos buenos, pues es importante rescatar que la danza polinesia es un proceso no sólo de limpieza y desintoxicación del cuerpo, sino también del espíritu.









Breve historia de la danza polinesia.











Cuando los navegantes pisaron por primera vez la mágica tierra tahitiana, Polinesia, quedaron maravillados con la hermosura del lugar y la sencillez de sus habitantes. Los lugareños, debido al clima cálido de la región, la necesidad de vestimenta no era tan importante. Estas personas confeccionaban sus prendas y sábanas con la suave corteza interior de las plantas tropicales. Su diversión nativa eran y actualmente siguen siendo el canto, los deportes como el surf, pero sobre todo, la danza.
Las danzas polinesias se concentran en criterios religiosos y en la vida de la comunidad. Como ejemplo; en sus festividades, la danza "vahine" consistía en una muchacha de mirada intensa y con negros cabellos brillantes, esperando a ser complacida con el baile.



Puedo mencionar que la hermosa carga erótica de la danza polinesia no fue bien interpretada por los primeros exploradores, aquellos que incluso llegaron a verla por pecaminosa y prohibir su demostración. Sin embargo, esto no fue un obstáculo, pues siguieron practicándolas clandestinamente. Hoy en día, diversos grupos polinesios se dedican a dar presentaciones en hoteles y establecimientos de lujo, esparciendo sus raíces al sonido de los tamores en movimientos no sólo de caderas sino también de pies, manos y cabeza.